Amar de más no es amor

Quizás lo has leído anteriormente, todo aquello con que el amor hacia otra persona en exceso puede ser dañino, pero en algún momento te has detenido a pensar, en el porqué; seguramente sí y puedo segurarte que incluso puedes deducir hacia a donde vamos.

La codependencia.

El amor en exceso no es otra cosa que un amor sin límites, y en dónde no hay límites quizás nos encontremos también con una personalidad codependiente, pero para poder comprender mejor el concepto de pa Codependencia que ha sido tan divulgado en la actualidad debemos empezar describiendo con claridad qué es y cómo identificarla.

La codependencia en su origen se definía y relacionaba con las drogodeoendencias; sin embargo, con el paso del tiempo se utilizó el término para identificarlo con dependencias emocionales. La codependencia se caracteriza por un esquema de relación disfuncional hacia una figura significativa, que para el caso del presente artículo dicha figura es la pareja Romántica sin importar el género y la orientación sexual.

Existen una serie de identificadores que ayudan a los especialistas a catalogar un comportamiento codeoendiente pero para fines prácticos describiré los más indicadores del DSM IV (Mínimo tres)

1. Exceso de confianza (en el otro)

2. Altamente emotivo y sensible (predo- mina en él la emoción sobre la razón)

3. Presenta episodios de depresión

4. Hipervigilancia

5. Comportamientos obsesivos/compul- sivos

6. Ansiedad, angustia

7. Abuso de sustancias químicas, legales o ilegales (pastillas)

8. Ha sido (o es) víctima de abuso sexual

9. Ciclos periódicos de estrés

10. Ha tenido antecedentes de consumo, lo abandonó sin ayuda especializada

Esto solamente nos servirá de referencia para contextualizar el concepto de codependencia, para comprender de manera más puntual a qué nos referimos. La codependiencia emocional es comúnmente equiparada a cualquier tipo de adicción e incluso algunos especialistas la consideran la adicción al amor, o a una persona; ya que puede llegar a ser tan compulsiva , obsesiva y adictiva como una adicción.

La diferencia entre el adicto y el codependiente no subyace a la adicción sino al objeto de consumo, compartiendo las mismas características de negación, obsesión, pérdida de control y compulsión (Mansilla, F. 2002).

Una de la características de la codependencia emocional radica en la ansiedad que se genera frente a la separación de la figura representativa; cuando la persona no se encuentra cerca el codependiente comienza a sentir miedo y abandono poniéndose en alerta frente a lo que identifica como sensación de desprotección.

Referencias

Mansilla Izquierdo, F. (2002). Codependencia y psicoterapia interpersonal. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, (81), 9-19.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s