El control de los pensamientos es clave para afrontar la cuarentena

Desgraciadamente no somos lo suficientemente conscientes de qué tan importante es la forma como nos hablamos a nosotros mismos. Lo hacemos todo el día sin parar, nuestra mente se comunica constantemente y sin parar, pero pocas veces ponemos la atención necesaria para saber lo que nos decimos y cómo nos lo decimos.

A lo qué nos referimos es a los pensamientos, el lenguaje con el que nuestra mente habla es clave para entender la forma como vemos la realidad y nuestras percepciones sobre lo que sucede en nuestra vida. La mayoría de las veces y sin saberlo, nuestros pensamientos son negativos, pesimistas; en situaciones normales de la vida esto sucede, pero se extrapola cuando las circunstancias están al límite. Por ejemplo frente a la Pandemia actual todas las personas tienden de manera natural a percibir y pensar de manera negativa e incluso catastrófica. Ideas como que “esto nunca terminará”, “es imposible quedarme en casa” “me voy a enfermar” “moriré” “este es el fin”.

Frases y pensamientos sin parar en la mente sin control, idea tras idea llega la angustia, el ánimo baja, se siente una falta de esperanza. Por eso desde el punto de vista psicológico es de vital importancia tener un manejo adecuado de nuestros pensamientos para asegurarnos la salud emocional y mental en momentos críticos como los que vivimos hoy en día. La terapia cognitivo conductual ofrece una serie de técnicas para el manejo de los pensamientos para detectar y combatir todos esos pensamientos negativos que aparecen en la mente todos los días.

Debemos comprender que no son solamente las situaciones que vivimos las que no hacen sentir mal, o infelices son también nuestros pensamientos los que no pueden llevar a estados emocionales displacenteros, así como la forma como interpretamos las situaciones. Cómo podemos ver, es muy compleja la mente humana y mantenerla bien es una tarea ardua que podemos aprender. Es completamente natural que frente a situaciones extremadamente negativas difícilmente se logre tener una actitud muy positiva pero en un momento como el actual porqué cada persona tiene una forma distinta de enfrentar e interpretar el aislamiento o el posible contagio de un virus que se ha convertido en mortal. La respuesta está en los pensamientos, si cada uno tiene su propia visión y forma de enfrentar esta situación se debe a que cada uno construye su forma de pensar de manera distinta.

Según la terapia cognitiva la Situación + el pensamiento lleva ~> a una emoción y una conducta.

Un ejemplo puede permitir que comprender de mejor manera el funcionamiento. De la misma situación en dos personas completamente distintas:

Cómo podemos ver la clave está en detectar desde un inicio los pensamientos negativos que están causando emociones y reacciones inadecuadas. Los pensamientos pueden ser prolongados o pasajeros, pero pueden ser reconocidos por la emoción que se siente, en cuanto la persona reconoce su emoción puede dar marcha atrás para identificar lo que piensa relacionado con esa tristeza, rabia, preocupación, etc.

Detectar el pensamiento es clave, para dar el siguiente paso que es conversar con uno mismo sobre lo que se está pensando y evaluar qué tan catastrófico es y qué tan real puede ser, es decir que evaluará la peor situación según su pensamiento y la mejor, encontrando un punto medio que sea más realista. Existen ciertas pautas que nos pueden permitir ver si el pensamiento está siendo exagerado e irreal o si estamos siendo muy realistas frente a la situación extrema. Un pensamiento es inadecuado o disfuncional cuando cuenta con las siguientes características:

No existen pruebas reales que confirman lo que pienso.

Genera emociones exageradas que alteran el estado de ánimo haciendo que sea poco funcional o completamente disfuncional para actuar frente al problema.

El pensamiento es paralizante y no provee de soluciones para enfrentar la situación.

El lenguaje en que se expresa es completamente extremo, rígido y absoluto: (“todos vamos a morir” “voy a perderlo todo”)

Por ejemplo en casos como la Pandemia mundial los pensamientos pueden ir en aumento conforme el tiempo de aislamiento perdure. Las personas sentirán ansiedad y preocupación incontrolable por ser una circunstancia nunca antes vista. Lo más adecuado es tratar de mantener la calma y cuidar los pensamientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s