Pensar de manera pesimista puede ser una reacción normal en momentos realmente malos, a veces las condiciones de vida y los acontecimientos pueden llevarnos a pensar durante mucho tiempo posibles escenarios futuros en que todo se vea completamente catastrófico. Actualmente vivimos entre crisis económicas, ambientales, sociales, políticas e incluso de salud como lo es el año 2020 con la Pandemia mundial del Covid19.

¿Cómo controlar los pensamientos Catastróficos ante la situación actual?

En estos momentos que nuestra vida ha cambiado pero seguimos sanos, podemos hacer ciertas cosas que logren mejorar nuestro estado de ánimo.

El ejercicio que podemos realizar para mantenernos tranquilos frente a la constante y diaria incertidumbre es creada por el Dr. Martin Seligman bajo una perspectiva cognitivo conductual.

PONER LAS COSAS EN PERSPECTIVA

El objetivo es hacer un esfuerzo por buscar ser lo más racionales posible, ya que tenemos una tendencia casi natural a que nuestra mente nos haga llegar a pensamientos catastróficos y sumamente pesimistas, no obstante en momentos como estos, nuestra irracionalidad puede estar siendo exacerbada frente a un enemigo invisible que puede atacar en cualquier momento, un virus, y así como sacado de una película de terror nuestra mente trabaja rápidamente para pensar los peores escenarios existentes.

El ejercicio requiere que te imagines e peor escenario posible, lo más catastrófico que te pueda venir en mente; después de pensar en lo peor. Nos obligamos a pensar en el mejor escenario posible, para posteriormente analizar y pensar el escenario más razonable y probable.

Primer paso:

Lo logras preguntándote ¿cuál es el peor escenario posible que me puede suceder?

Segundo paso:

¿Qué sería lo mejor que podría suceder bajo las presentes circunstancias?

Tercer paso:

En realidad ¿Qué es lo más probable que suceda?

El último paso y quizás el más importante es pensar en un plan basándose en la probabilidad más posible que sucederá. Por ejemplo si pienso que es probable que llegue a contagiarme de este virus, debo prepararme para estar confinado, con medicamento y comida para poder ser atendido mientras me recupero de la enfermedad.

Este ejercicio sirve para que nos preparemos al escenario más realista y estemos listos , sin caer en pensamientos irracionales que nos impidan tomar acciones reales de lo que sí sucederá. Ya que los pensamientos pesimistas raras veces nos preparan a un escenario posible, porque están siendo alimentados de nuestros miedos.

El ejercicio puede ser de ayuda tanto para la situación actual del coronavirus como en situaciones extremas en que las personas inevitablemente comiencen a pensar de manera negativa y catastróficos. Ayuda a mejorar la forma como pensamos y bajar los niveles de estrés que se elevan cuando se elaboran ideas catastróficas.

¡Espero que te guste este corto ejercicio de ayuda frente a lo que estamos viviendo en la actualidad, no olvides dejar tu comentario y seguirnos en nuestras redes!