El amor es muchas veces una palabra difícil de expresar, comprender pero no de sentir. Al estar en el area de nuestras expresiones no podemos controlar o decidir en qué momento amar, es verdad que las herramientas de la inteligencia emocional nos permitirán comprender mejor lo que sentimos y pensamos, como consecuencia logramos elegir mejor a nuestra pareja y decidir a quienes amar.

Pero ¿qué sucede en la actualidad y las relaciones interpersonales? ¿Se puede enamorar una persona por medio de redes creadas para conocerse?

El día de hoy hablaremos precisamente de Tinder y analizaremos lo mejor posible las consecuencias de estas formas de relacionarse.

¿Qué es Tinder?

Tinder es una aplicación que permite a las personas socializar y conocerse por medio de un perfil que identifica tus características y establece preferencias personales de manera que te permita interactuar con personas a fin. El objetivo de la aplicación es que por este medio las personas logren por medio de los mensajes conocerse y concretar un encuentro que les permita avanzar en el proceso para conocerse más íntimamente.

La aplicación fue lanzada en 2012 pero no es hasta hace pocos años que empezó a tomar más importancia como consecuencia del auge de las redes sociales a nivel mundial.

Conforme la gente empezó a perder el “miedo” a las redes sociales surgieron una cantidad de aplicaciones distintas para llegar a distintos mercados y como consecuencia las personas empezaron a voltear la mirada hacia una nueva manera de conocer personas.

¿Porqué esperar a conocer a alguien de manera inesperada cuando tú mismo puedes controlar el momento, lugar y personas qué deseas conocer?

Parece aburrido esperar a conocer a alguien, entonces ¿porqué no apresurar el proceso de espera y de paso eliminar las posibilidades de rechazo?

En una sociedad hambrienta por algo nuevo, sin tiempo para esperar y con ganas de experiencias nuevas; surge la aplicación perfecta para mitigar la soledad diaria y de paso tener chances de conocer a alguien.

El auge de Tinder según los especialistas se debe a la cantidad de tiempo que las personas pierden en las redes sociales quienes generalmente se conectan con el objetivo de pasar el tiempo y entretenerse. Y qué mejor manera de hacerlo sino es seduciendo y dejándote seducir por alguien más, la búsqueda del placer se lleva a un nivel de satisfacción narcisista que permite a los usuarios crear perfiles que enaltezcan sus características positivas y disminuyendo o eliminado incluso las negativas, y de ser necesario por un costo extra puedes estar dentro de los perfiles principales para ser requerido por más potenciales “parejas”.

Una vez más aclaramos que Tinder es una consecuencia de las necesidades actuales de la sociedad y como tal llegamos al punto de Porqué la aplicación es la más utilizada hoy en día, la razón es que la sociedad actual busca relaciones desechables y pasajeras; y por más que lo niegue lo que pretende es satisfacer sus necesidades tanto físicas como emocionales y después pasar al siguiente perfil, repitiendo el proceso de manera infinita. Por tanto al inicio del uso de la aplicación la adrenalina y emoción puede ser tal que las personas dejen de lado el deseo de establecerse en una relación y simplemente dejarse llevar por la corriente del deseo y satisfacción así pasando de una a otra pareja. Por supuesto la consecuencia es que al pasar del tiempo las personas empiecen a sentir frustración al aburrirse del proceso de conocer a alguien nuevo, usarlo y desechar. La razón del aburrimiento y frustración es que en algún momento serás también utilizado y eliminado como si fueses un contenedor de papel, y para mantenerte vigente tendrás que gastar más recursos económicos y emocionales para ser vigente, el desgaste de convierte mayor y la satisfacción menor. Las personas entonces en lugar de llenar el vacío de la soledad por medio de una interacción humana lo que crea es uno más grande del que se convierte más difícil salir.

En conclusión el uso de esta aplicación es una respuesta a lo que la sociedad actual requiere y construye día a día la aplicación en sí no es potencialmente negativa sino los usos a los que han sido llevados actualmente por los usuarios, comprender la complejidad de las relaciones humanas permitirá a las personas entender el porqué no pueden ser sustituidas por perfiles creados ;ya que, la interacción virtual no sustituye a la experiencia de contacto y generación de vínculos humanos. El uso de Tinder en muchos de los casos conocidos en terapia han afectado el auto concepto y autoestima cuando después de meses llevan a la persona a sentirse como un objeto de uso y desuso, llevándola en algunos casos a sensaciones de soledad o inutilidad como potenciales parejas de un mundo no virtual.