Muchas veces no nos damos cuenta cuan influenciados podemos ser por la presión de los otros. Imaginemos en el empleo; algunas veces existen buenos trabajadores que de pronto se convierten en malos trabajadores como consecuencia del ambiente.

La razón es que las personas actúan en los grupos de manera que si éste grupo está muy arraigado a ciertos actos, tenderá a hacer que los nuevos miembros los repitan y de lo contrario los expulsan. 

Pero también pasa con la familia y los amigos existen personas que simplemente le dicen a los demás que les va a ir mal que para que si quiera lo intentan y muchas veces por desgracia en la gente se arraiga esta manera de pensar y empiezan a fallar.

Pensemos en el duelo

Más de una vez me he percatado que existen personas que tienden a decirles a los dolientes que ya ha pasado mucho tiempo, que no están haciendo lo suficiente, que deberían de hacer algo diferente.

El mensaje al final es lo qué haces no es suficiente, estás fallando, y la persona al final siente que está fallando y a partir de ese momento vienen una cadena de fallas. Lo seguía haciendo una y otra vez hasta que pierda su esencia y ganas de mejorar. La gente tóxica va ganando porque eso es lo que les gusta hacer, ver que los demás son iguales; si uno no sobresale entonces todos serán iguales y no se verá que lo que hacen está mal.

Así seguían por su vida llenando a todos de malos pensamientos y haciéndoles sentir muy mal. La consecuencia es que si sigues a esas personas seguirás fallando.

Cuáles son las claves para evitar que eso te suceda.

Primero que nada debemos identificar a todas estas personas tóxicas que solamente están esperando a que falles. Reconócelo u déjalos; ellos tendrán sus razones recuerda que eso habla más de ellos que de ti mismo.

Reconoce que las personas no son perfectas y pueden cometer errores, por lo tanto tienes que reconocer que también tú lo harás y pero eso no significa que no te pueda ir bien y superarlos.

No te enfoques en lo que la entente dice ellos tienen su forma negativa d tratar de reforzar su conducta recuerda que lo hacen por ellos mismos y no tienes nada que ver.