Generalmente estamos en busca del cambio, o al menos eso es lo que creemos. Cada inicio de año creamos una serie de sueños y expectativas acerca de todo lo nuevo que queremos en nuestra vida; sin embargo hemos de ser honestos con nosotros mismos y reconocer que existe una fuerza más grande dentro y se llama Zona de Confort.


Hemos escuchado mucho de esa palabra e incluso la utilizamos en el lenguaje común; no obstante la realidad es que realmente desconocemos a qué nos referimos!

La zona de confort sería todo ese espacio que conocemos, no es sinónimo de estar confortable, es decir que a veces la zona de confort tiene características negativas. Por lo que no se debe usar como sinónimo, cuando hacemos referencia a dicha zona; entonces estamos hablando de las cosas que conocemos y que generalmente nos cuesta trabajo cambiar o dejar de hacer.

En esa lucha entre la zona de Confort y el cambio las personas se baten a duelo día a día para poder tener un destino distinto.

Hagamos un ejemplo simple que quizás pueda permitir la comprensión de este hecho! 

Cada día tomamos la misma calle Paa ir hacia el trabajo, la escuela, etc. y después de eso vamos al mismo café ☕️ tomamos el mismo postre 🍨 y compramos la fruta con la misma vendedora del mercado. 

Digamos en pocas palabras que lo que hacemos cotidianamente y sin pensar está en nuestra zona de confort; es lo que nos gusta pero también lo que nos atrapa y nos impide el cambio. Quizás pensaras que es sumamente absurdo el tema, la realidad es que imagina que si no puedes hacer pocos cambios sutiles seguramente será mucho más difícil hacer algo más grande que represente un reto para ti. 

Quizás la manera más fácil de cambiar es hacer de lo simple hasta que lo complicado sea menos difícil, caminar por distintos lugares hacia tu trabajo quizás te permitirá descubrir un nuevo lugar en el que te gustaría comer, o un paisaje más lindo que no conocías. Así la mente se empieza adaptar al cambio y su zona de confort se hace cada vez más amplia, hasta que los limites sean tan grandes que no tendrás más miedo al cambio, en los próximos artículos hablaremos acerca del miedo al cambio pero por el momento me gustaría conocer tu opinión acerca del artículo de hoy.