El Artículo está derivado del cuento:

“Para Siempre” está escrito por Camino García e ilustrado por Marco Recuero.

El Cuento está enfocado a comprender y acercarnos al duelo infantil.

El duelo es algo que representa una gran dificultad tanto para adultos como niños, y sin duda alguna las personas consideran generalmente que los niños no se dan cuenta de nada y que no sufrirán repercusiones emocionales si se evade el tema hasta que se olvide.

Pero en la adultos dicha falta de atención al duelo puede convertirse en un problema mayor ya que en muchas ocasiones un duelo m trabajado o no trabajado provoca una gran cantidad de complicaciones cuando un nuevo duelo surge. Por tanto hacer hincapié en lo necesario del trabajo de duelo a cualquier etapa de vida y edad es clave para evitar algún tipo de descenlace emocional difícil.

La autora del cuento hace énfasis en hablar de los errores comunes que se cometen, de manera que sean evitados y ayuda a comprender lo que sí se debe hacer. También es muy fácil de comprender para los infantes y les ayuda con su lenguaje a entender sus emociones y lo que sucede. Los gráficos sirven de apoyo de manera que los niños puedan visualizar también las ideas.


Es Montessori porque según dicha filosofía y forma educativa los niños son llevados de lo concreto a lo abstracto, ya que la mente humana es precisamente así.

Pues ya lo tienes ahora es tiempo de acompañar a esos niños que también están sintiendo cosas sin siquiera reconocerlas:


“A veces las personas se van para siempre y nadie sabe decirte dónde están. Y necesitas encontrarles un sitio nuevo en el que puedan estar (un sitio que no sea tan lejano como las estrellas) y no tener la sensación de haber perdido algo del todo. Y piensas que quizá pueden estar en el mismo lugar en el que estuvimos antes de nacer, que, aunque no lo recuerdo, no me parece un sitio triste. Pero también siguen estando en tu cabeza, cuando cierras los ojos y los recuerdas cómo eran, en las fotografías (en las que los niños siempre somos más pequeños y los mayores son más jóvenes), en el olor de los sitios a los que ibas con esas personas y en el de algunas cosas… Siguen estando contigo, y en ti, de muchas formas. Y cada vez sientes menos pena, a pesar de que no los olvidas”