Conceptos generales clave para explicar la muerte a los niños: La necesidad de la comunicación
 


La muerte nos produce mucha angustia y esa angustia nos lleva a intentar paliar el dolor temiendo hacernos más daño.
amortiguado esperando otro momento.Al mismo tiempo,surge una necesidad imperiosa
La angustia que genera en los adultos ver cómo un niño se enfrenta a la muerte hace que se dispare la necesidad de amor tiguar sus efectos. Cuando los niños perciben esa angustia, puede que experimenten cierta reticencia a preguntar, no sólo porque entienden que nos duele, como explicábamos antes, sino también porque rápidamente comprenden que es pone mala cara si pregunto, será que es algo muy, muy malo de lo que no se puede hablar”.
Ese hecho de “no poder hablar” suele provocar que muchas de las ideas que tienen los pequeños sobre la muerte se formen a partir de datos sueltos que oyen sobre el hecho de morir o la muerte, y que ellos complementan con su fantasía o sus ideas infantiles.
Al comunicar una muer te a los niños, un aspecto clave es evitar que elaboren sus propias conjeturas sobre el tema, ya que seguramente éstas no sólo serán erróneas sino que

                                                                                      adelante la comprensión y el acercamiento de los menores al hecho natural de morir y a todo lo que le rodea:
– “Mamá, ¿ abuelito, que era muy mayor, se ha muerto. La abuela es muy mayor también, 


Este tipo de conversaciones hacen que el niño se calle, lo confunden y le crean temores sobre un tema que escapa a su conocimiento. Las respuestas evasivas de los adultos y los intentos por alejarles o distraerles del tema hacen que ellos mismos saquen sus propias nuestra respuesta en un estándar que nos ayude a guiar al niño por el mejor camino posble.
puede ser que el niño no pregunte por temor a nuestra reacción o porque la muerte es un tema que todavía no le preocupa ni le angustia.
nos señalan edades clave en las que los niños se embarcan en una serie de “porqués” funcionamiento de las cosas.

Extraído del manual de Duelo.