El luto es la expresión medianamente formalizada de responder a la muerte, es decir, la muestra externa de los sentimientos de pena y duelo ante el fallecimiento de un ser querido.

En los países occidentales, esto incluye los entierros, las esquelas y la ropa de luto, entre otros. 


La ropa de luto se ha vuelto menos habitual desde mediados del siglo XX. Sí sigue siendo habitual, aunque no universal, indicar que se está de luto vistiendo ropa sobria y semiformal, especialmente en el funeral y entre los familiares y amigos más cercanos del difunto. Así, los hombres suelen vestir traje y corbata oscuros, y las mujeres pueden llevar trajes largos y oscuros. El brazalete se sigue usando principalmente entre irlandeses, alemanes, austriacos y otras comunidades católicas del centro y norte de Europa.

Algunas costumbres modernas han evolucionado, como por ejemplo el uso de gafas de sol para ocultar los ojos llorosos.