Acción o movimiento es lo que nos mantiene vivos aquello que no cambia que no acciona que no se modifica queda muerto sin vida; si nosotros al igual que los seres vivos nos quedamos sin hacer nada entonces esto nos consume y acaba con nuestra esencia y con la vida.

Durante el duelo las personas han dedicado mucho tiempo en su recuperación pero de una forma a veces pasiva lo cual con el tiempo termina consumiendo, dejando sin vida y sin esperanza. Por ello quien no trabaja en su duelo está destinado a quedarse estancado, trabajar no es sinónimo de ir a terapia ya que la capacidad de resiliencia que tiene cada ser humano es completamente distinta y algunas personas lo logran hacer de manera automática, otros en cambio requieren de más tiempo o de ayuda pero eso no es sinónimo de falta de carácter o ineptitud simplemente es lo que diferencia a a unos de otros, la clave estará simple y sencillamente en comprender cuáles son nuestros métodos y seguir caminando hacia adelante.

La única cura para el dolor es la acción.-George Henry Lewes .