Si suprimes el duelo demasiado, se puede doblar.-

Moliere.

Existen varias formas de enfrentar los problemas y situaciones en la vida algunas personas deciden exteriorizar sus emociones y hacerles frente mientras otras piensan en guardarlas y reprimirlas.

Por desgracia los conocimientos de la Psicología han demostrado que este último tipo de personas son los que tienden a somatizar y sacar de otra manera lo que sienten y piensan. Porque el dolor encontrará una forma de salida.

Cuando hablo con los pacientes me gusta darles un ejemplo. Imagínate que está una presa en lo alto y abajo un pueblo, conforme hay lluvia la presa se va llenando.

Cuando no existe una infraestructura que le permita abrirse de vez en cuando para llegar al pueblo sin afectarlo entonces simplemente se desborda y arrasa con todo.

La inteligencia emocional sería crear un camino para que el agua pueda distribuirse sin afectar al pueblo pero también nutriéndolo y las emociones serían el agua. Si lo retienes por mucho tiempo tarde o temprano termina destruyendote, así podemos ver que quienes guardan sus emociones y no las enfrentan ni las trabajan entonces empiezan a sufrir estragos muy fuertes que les afectan a largo plazo. Ojalá y así puedas entender que guardar el duelo es sólo una medida que terminara afectando tarde o temprano.