Fases del duelo no complicado 


Como hemos analizado con anticipación las personas que se encuentran en un duelo pueden diferéncialo entre el complicado y el no complicado. El primero se refiere a condiciones especiales que hacen mucho más difícil superar el duelo ya que frente a una muerte inesperada como puede ser una enfermedad que lleve a la muerte en poco tiempo, un accidente o alguna situación que termine abruptamente con la vida de la persona, provoca en el doliente un dolor muy grande por ser sumamente imprevisto y las condiciones hacen que tanto las fases como los sentimientos se estanquen o duren más tiempo del esperado. 

Esto se puede evitar cuando las personas reciben a tiempo ayuda psicológica, desde un inicio. Las personas que no tienen estas condiciones entonces entran en una categoría que se llama Duelo Normal o no complicado, por lo que sus fases son las siguientes:

FASES DE UN DUELO NO COMPLICADO según J.T. Brown.
En un duelo no complicado pueden describirse tres fases, cada una con manifestaciones distintas a nivel emocional, somático, contenido del pensamiento y motivación.
La fase 1 es la fase de “shock”, caracterizada por aturdimiento, perplejidad, nudo en la garganta, suspiros, vacío en el estómago, sentido de irrealidad, negación, y desconfianza.

 La fase 2 ó de preocupación, se caracteriza por rabia, tristeza, insomnio, anorexia, debilidad, agotamiento, culpabilidad, sueños y pensamientos sobre el difunto, anhedonia e introversión.

La fase 3 ó de resolución, en la cual la persona en duelo puede recordar el pasado con placer, recupera el interés por otras actividades y se establecen nuevas relaciones.