Generalmente nos enfocamos en lo negativo no como una fase que va a pasar sino como algo que va mejorar con el paso del tiempo. Nos ensimismamos de manera que no podemos ver otra cosa más que el dolor que tenemos dentro, las preocupaciones o cualquier situación y emociona negativa que estemos viviendo en el momento.

Definitivamente nos olvidamos que las malas rachas son simplemente capítulos negativos, no nuestra historia completa.

Quizás estás viviendo un duelo, un mal momento económico o problemas emocionales pero el error más grande que puedes cometer es simplemente creer que eso será para siempre. Porque es muy probable que sea una mentira.

No puedes sentirte siempre mal, o estar toda la vida en un duelo como tampoco puedes ser siempre feliz y pleno, el error es creer que ambas se pueden mantener. Cada vez que dejamos de estar felices pero para que haya luz debe haber sombra y viceversa. Entonces la clave es que todos sepamos estar felices y contentos y también que cuando lo negativo suceda no nos cerremos en la negatividad y el dolor que eso causa.