Durante el proceso de una enfermedad las personas requieren cierto tipo de atención especial, y sobre todo en los casos de Enfermedades Terminales tendremos que prestar gran atención en sus requerimientos aquí una descripción de las principales:


NECESIDADES FISIOLOGICAS

Las condiciones del hospital o lugar en donde la persona es Ciudad son cruciales para mejorar su calidad de vida permitiéndole tener un ambiente higiénico que le permita una alimentación adecuada y control de los síntomas así como la mejor atención profesional.
Las necesidades fisiológicas según Gray son:
Primera: la sensibilidad, los movimientos y los reflejos, los empieza a perder el enfermo por las piernas y los pies, por lo que debemos vigilar que las sabanas estén suficientemente flojas.

Segundo: al aparecer una abundante sudoración, señal del deterioro de la circulación periférica, la piel se enfría. Sin embargo la temperatura del organismo aumentara. La agitación que generalmente presenta el enfermo terminal se debe muchas veces a la sensación de calor: muchos enfermos intentan quitarse las sabanas, necesitan pues ropas ligeras y circulación de aire fresco.
Tercero: conforme pasa el tiempo, el enfermo terminal va perdiendo tanto la visión como la audición. Solamente puede ver lo que le esta muy cerca y oye nada mas lo que se le dice directamente. 

Hay que procurar que la habitación tenga luz suficiente, si es indirecta mejor, y pedir a los familiares que no hablen en voz baja, si no cerca de el, al oído.
Cuarta: aunque vaya disminuyendo su sensibilidad, el enfermo en fase terminal siente la presión. Si le gusta y se siente cómodo , tóquelo. 

Pero habrá que saber si le place; hay muchos enfermos que prefieren la sola compañía del familiar sin el menor asomo de caricia física.

Quinta: la presencia del dolor físico puede ser continua a lo largo de todo el proceso agónico. Hay que curarlo entonces se requiere una gran comunicación con el equipo multidisciplinario pertinente.

Sexta: con frecuencia, el enfermo en fase terminal permanece con plena conciencia casi hasta el final. Lo que significa que, hasta el final, hay que brindarle un cuidado holístico, total: biofisiologico, psicológico, emocional, social, afectivo, místico, religioso y espiritual.