El tiempo es un médico que sana todo duelo. Difilo 

 Ciertamente muchas cosasle déjamos al tiempo, pero la más común es permitirle que sane nuestras heridas. Es un tiempo para reposar y calmarnos, así como acomodar ideas.

El tiempo es sabio o al menos eso queremos creer, lo queremos creer porque nos aferramos a una idea simple que es todo pasa, y la tempestad llegará a su calma.

Con el dolor de una pérdida el tiempo se detiene, se realenta y se convierte en algo difícil de entender. Porque el dolor lo convierte en algo fijo como un tormento eterno en dónde el tiempo no existe.


Es verdad que el tiempo nos cura, siempre que hagamos algo en ese tiempo porque hay heridas difíciles de sanar y si las dejamos se infectan.

En un duelo normal y no complicado el dolor pasa con el tiempo y permite que en un momento este deje de existir y se transmute en algo distinto que trasciende. Por eso si tenemos suerte y si queremos el duelo terminará y volveremos a estar de nuevo completos sin el dolor penetrante que nos atraviesa el alma, sí el tiempo es sabio y nos sana, siempre que se lo permitamos.