Término Neurosis

El término neurosis fue propuesto por el médico escocés William Cullen en 1769 en referencia a los trastornos sensoriales y motores causados por enfermedades del sistema nervioso. En psicología clínica, el término se usa para referirse a trastornos mentales que distorsionan el pensamiento racional y el funcionamiento social, familiar y laboral adecuado de las personas.

La persona neurótica en cuanto el término clásico no tiene algún tipo de lesión orgánica pero tiene niveles elevados de angustia. Aunque su conexión con la realidad es bueno presenta comportamientos repetitivos y algunas veces inadaptativos con el objetivo de bajar sus niveles de estrés. Es un rasgo característico que sufre casi toda su vida, sino recibe tratamiento psicológico y la gravedad depende del grado que la persona presenta.

Los psicoanalistas afirman que, para protegerse de la angustia, las personas recurren a mecanismos de defensa como la represión, la proyección, la negación, la intelectualización y el desplazamiento, entre otros. 


La neurosis como comportamiento tóxico.

En cierta medida todos tenemos un poco de neurosis dentro de nuestra estructura psíquica y digamos que no le hace mal a nadie. Ya que a veces estos rasgos cuando son adaptativos te permiten vivir en sociedad y comportarte conforme los requisitos; el problema surge cuando las personas en su forma de neurosis tienden a afectar a los demás y se convierten en personas tóxicas.

Por eso aquí un poco de información para detectarlos.


Principales manifestaciones neuróticas


En general tienen una Gran necesidad de ser aceptados y amados. Por lo que sus comportamientos buscan llamar constantemente la atención de los demás. Buscando actividades o puestos laborales que les de la atención necesaria.

Tienen también una gran necesidad de reconocimiento. Que quizás va un poco de la mano con la característica anterior por lo que no lidian muy bien con el rechazo y mucho menos con la indiferencia, buscarán el reconocimiento y cuando lo logran les será difícil que alguien a un lado también lo tenga generando envidia y celos hacia alguien que también sea reconocido. 

En su búsqueda de reconocimiento el liderazgo y el poder son claves para perpetuar sus necesidades. Tratarán de mantener y mostrar su poder cada vez que sea necesario y él hambre es poco saciada por lo que tratan de seguir escalando sin importar más nada.

Son perfeccionistas, por lo que sus niveles de autoexigencia son muy altos pero también con respecto a los demás, requieren no sólo que las acciones sean perfectas sino que tienen rituales muy específicos que ellos mismos mantienen. 

Sus sentimientos de inferioridad son muy altos por los que sus necesidades deben ser cubiertas para que pueda bajar sus niveles de ansiedad por no cumplir con ellas. Por lo que tienden a tener muchos sentimientos de culpa, infelicidad, celos, envidia, falta de empatía entre otras.

Para evidenciar los pensamientos neuróticos Perls dijo lo siguiente:

El loco dijo: “Soy Benjamín Franklin”

El Neurótico dijo: “Me gustaría ser Benjamín Franklin”

El normal dijo: Tú eres tú, yo soy yo.

Finalmente los neuróticos tienden a dañarse mucho más a si mismos que a los demás. Viven constantemente angustiados y preocupados por situaciones incluso cotidianas. Aunque a veces logran afectar las vidas de los demás, y los convierte en personas tóxicas porque los niveles cuando son más profundos imposibilitan mucho al sujeto y sus familiares. 
Artículo escrito por Psi Sandra Buenfil.