La vida es dura, lo es a veces nos noquea y nos quiere romper en mil pedazos y la verdad, lo logra.

Pero no podemos permitir que nos deje todos fracturados debemos reparar nuestros huesos y nuestras células para poder seguir.

El sistema biológico es tan sabio pero no le hemos prestado atención. Reposa y se prepara a la auto reparación pero para eso necesita recuperar fuerzas. Así la vida nos lastima, y nosotros tenemos que darle espacio a nuestra mente para que podamos abrir un camino a la recuperación.

Por eso aunque la vida nos de limones hagamos limonada, no se trata de ser positivos se trata de ser resilientes o lo que es mejor buscar que nuestras autodefensas se pongan listas para trabajar a nuestro favor, no en nuestra contra. 

Si dejamos que nuestras autodefensas nos ataquen entonces no vamos a salir del problema nos vamos a quedar ahí atorados.

Ya tenemos limones, ser positivos significar√≠a querer verlos como mangos o como fresas pero lo que debemos hacer es aceptar, aceptar que esto es lo que tenemos no podemos cambiar la realidad solamente la visi√≥n que tenemos de ella. Podemos quedarnos en la autocompasi√≥n y dejaremos pasar las miles de oportunidades que tenemos de frente para poder salir adelante, porque estamos viendo √ļnicamente los problemas y no la soluci√≥n.

Así que trabajando en esto podemos percatarnos que lo que debemos hacer es aprender a decidir lo que pensamos y con eso llegaremos a acciones distintas.

Te gusta la idea? Comenta