Realmente está es parte de una reflexión personal que he descubierto dentro de mi trabajo con los dolientes y pacientes en el consultorio.

Y es que la historia de vida me inspira de maneras que ni la mejor teoría psicológica ha logrado, puedo autodenominarme una cazadora de enseñanzas porque lo que aprendí es que los ‘pacientes‘ son grandes maestros de vida que me dan uno de los más grandes regalos personales que se convierten en parte de mis joyas más preciadas.


Tengo la suerte de contar con la confianza de las personas para poderse acercar y hablarme de sus vidas, y eso es de sino valor porque sé que exponer el dolor al otro es la mayor muestra de vulnerabilidad que existe, por eso los respeto y admiro. Pero no recae sus enseñanzas en esta capacidad, exclusivamente, lo que he descubierto con el paso de los años es que cada persona tiene una cantidad de conocimiento maravilloso que me gusta estar ahí para descubrirlo.

Lo que más amo es que ni siquiera ustedes se dan cuenta que muchas veces ya tienen la respuesta a sus situaciones solamente faltaba escucharlas de alguien más, pero si  ya tengo que ser más específica puedo decirte que la enseñanza es por la fortaleza que veo cuando ustedes se levantan.

Más de una vez lo he dicho que a muchos de ellos les admiro porque logran levantarse frente al más grande de los retos y los veo levantarse como un ave fénix de sus cenizas y estar ahí para recordarles que nunca lo iban a creer meses antes me regocija. 

Creo fervientemente que las personas son capaces de enseñarnos miles de cosas solamente falta saber escucharlos.

Por eso cuando dicen que tu histaoria puede inspirar a los demás realmente lo creo, no es que uno deba hacerse unos talleres o seminarios para poder hablar e inspirar no creo que sea necesario. Pero lo que veo es que cada persona esconde un conocimiento y enseñanza derivada de la experiencia personal que puede servir de ejemplo para quien esté pasando por una situación similar y logre identificarse. Quizás no en el momento pero en algún momento recordaras lo que la persona hizo y entonces empezaras a actuar, por eso muchas veces las historias que trato de contar es de algo real, y no de situaciones ficticias porque creo que muchos se benefician de ello.

Y tú también has aprendido de los demás?