En nuestra nueva sección sobre gente tóxica el día de hoy hablaré acerca que los traficantes de chismes, los chismosos que habitan la tierra y que gozan con meterse en la vida de todos para tener toda la información que les permita “recortar, criticar, juzgar” a la víctima en turno.

¿Quienes son y porqué lo hacen?

Gente Tóxica el Perfil del chismoso.

“Me acabo de enterar”

Quizás estás son las frases más comunes que encontrarás en el chismoso, este tipo de persona tóxica es muy común, desafortunadamente. Les encanta el chicoteo y disfrutan pasar tiempo hablando de los demás pero ¿quiénes son realmente?


Los chismosos son personas que tienden a difundir rumores acerca de otros, aunque es tan culpable el que los ‘vende’ como el que los compra. Toda la importancia está centrada en el rumor.

También son personas que cuentan con una gran imaginacion ya que tienden a dar o inventar explicaciones de los comportamientos ajenos con muy poca o casi nula información, al chismoso realmente no le importa si es validada o no lo importante es dar el mensaje y que este se difunda hacia los demás.

El chismoso no tiene lealtad hacia ninguna persona, lo que busca es agradarle a los demás y por lo tanto algunas veces hablará a favor o en contra dependiendo de lo que sea necesario con tal de seguir manteniendo el chisme. Porque el chisme le da la atención que tanto desea y necesita.


Trafica con los rumores para poder lograr hacer más detallada la información y hace énfasis en lo que sabe que puede causar asombro, desagrado, descontento social, incomodidad e incluso enojo. Se alimenta de las reacciones por lo que sigue nutriendo el rumor de manera que se postergue el tiempo y pueda obtener más beneficios.

Lo que busca es tener prestigio social, porque aunque lo dudes los chismosos tienen un lugar en la sociedad y son respetados, quizás porque la misma gente teme estar en manos de ellos y prefieren llevársela bien para no ser víctimas de sus ataques, la realidad es que el chismoso pretende que los demás le escuchen atentamente cuando se trata de la información ajena pero buscan de todas las maneras posibles de evitar hablar acerca de sí mismos después de todo saben lo peligroso que es darle la información a los demás.


Lo que menos importa es la verdad, por eso solo basta desatar un rumor para poder atacar a quien sea, los chismosos a veces usan eso como un arma de desprestigio hacia quienes menos les simpatizan.

Porque son tan tóxicos.

Los chismosos gozan con tener la atención y hagan lo que sea para mantenerla, no les importa pasar por encima de nadie y como sienten poca simpatía y empatía real por las personas en cualquier momento pueden traicionar hasta al más cercano con tal de seguir manteniendo su supuesto estatus, por eso es importante que logremos identificarlos y evitar caer en sus redes por más que sea muy ‘divertido’ hablar de los demás recuerda que el chismoso se alimenta de los rumores y tarde o temprano serás el próximo en la lista.

Para finalizar podemos decir que es una carectristica tóxica que cuentan muchas personas pero sin duda pueden cambiar por lo que si identificas estar cerca o incluso ser un chismoso entonces tienes que comprender que no es necesario hablar de los demás para poder agradar y tener amigos.

Deja tus comentarios.