La filosofía budista le ha dado a la humanidad una gran cantidad de enseñanzas, quizás una de las más importantes es la meditación y sus creencias generales sobre el apego la impermanencia entre otras muchas. 

Pero tanto las frases y cuentos budistas están llenos de enseñanzas que ayudan a las personas día a día a responder muchas de las preguntas que la gente se genera.

Aquí te dejo algunas de las frases que te harán cambiar tu forma de pensar y vivir.


La primera y una de las que más resonancia en tus oídos tendrán es actualmente sumamente conocida e incluso ha sido totalmente abrazada por la Tanatologia para el trabajo del duelo.
Artículo: 

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

Esta frase hace referencia al hecho que la vida es dolorosa porque vamos a tener que experimentar situaciones que nos hagan sentir mal. Eso es inevitable porque es parte del proceso de la vida, si quieres vivir y nunca sentir dolor entonces has entendido mal, aunque los seres humanos buscamos la felicidad y evitamos el dolor será inevitable que por momentos pases por éste y te duela. Sin embargo el sufrimiento es la prolongación del dolor como decimos a veces es como echarle limón a la herida, es decir que ya tienes razones para sentirte mal pero tú mismo consciente o inconscientemente pones tu granito de arena para sentirte peor e incluso para evitar salir de la situación que genera dicho dolor.


Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora

Estar poco centrados en lo que hoy sucede también es una fuente del sufrimiento, la desdicha y la infelicidad. Tener exceso de pasado o de futuro nos hace poner la vista en lugares que no corresponden porque el pasado ya fue y el futuro lo desconocemos. 

Si te pones a pensar hoy es el futuro que ayer tanto te preocupaba. Y la realidad es que es incierto pero lo que si es verdad y puedes comprobar es el hoy. Según investigaciones las personas qu están en contacto con el aquí y el ahora tienden a ser más felices. Muchas veces me han preguntado cómo lograr hacer eso. 

La recomendación es que hagas una práctica diaria por enfocarte en lo qué haces, si cocinas entonces disfruta ese momento, cuando hables con las personas ponles atención, si estás en el cine disfruta tu película así de simple sin magia. Eso es estar aquí y en el ahora, no distraerte con banalidades y miedos ellos junto con tus pensamientos te distraen del presente.

Cuida el exterior tanto como el interior, todo es uno.

El cuerpo es el contenedor y por lo tanto lo debes mantener daño y cuidarlo. Si tuvieras un vaso completamente estrellado que crees que pasaría con el líquido, este se iría a todas partes y desaparecería. Por eso es importante hacer cura de tu cuerpo, eso no significa obsesionarte por que sea bello, simplemente tiene que estar cuidado. Realmente la mayoría de las veces nos descuidamos y como consecuencia eso afecta posteriormente lo emocional.

Como habrás dedujido también tienes que cuidar tu interior, de nada sirve un jarrón lleno de esmeraldas y en perfectas condiciones si está vacío, la forma de nutrirlo es por medio de tus pensamientos, emociones y actos. Ser empatico y germinar buenas acciones son los primeros pasos pero también tienes que cuidar tus pensamientos y lo que sientes para que todo esté en completo equilibrio. 

Más vale usar pantuflas que alfombrar el mundo.

Quizás está es más difícil de traducir que las anteriores pero hace referencia a que todos contamos con recursos personales que tenemos que prender a dosificar, para poder desarrollarnos en la vida y alcanzar la felicidad y La Paz.

Para lograr lo que deseamos requerimos de trabajo todos los días, como dice el dicho Roma no se hizo en un día por lo que lograr lo que buscas requiere de paciencia, trabajo diario, y el uso de todas tus habilidades. 

No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo.

Aunque generalmente tratamos de decirlo como si fuera algo fácil de hacer, la realidad es que muy pocas personas practican lo que en el budismo de conoce como compasión. Para los occidentales está palabra hace referencia a algo negativo, pero la palabra compasión es simplemente sentir empatía y conectarte con el dolor y sufrimiento del otro. Eso no significa que estés llorando como magdalena porque a alguien le ha sucedido algo, simplemente trata de practicar una de las menos comunes actividades que es sentir empatía antes de hacer alguna observación, juicio o crítica hacia alguien. Eso evitará que lastimes a otra persona.


 No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita

Ahora sí bombos y bambalinas para esta frase que tiene una gran cantidad de aprendizaje. Por supuesto que sí crees que se refiere a algo material o económico te estás yendo muy lejos de lo que la frase tiene como objetivo.

La referencia lijeramente es hacia lo económico, sí pero también habla que muchas veces tratamos de enriquecernos con cosas que supuestamente nos llevarán a la felicidad: títulos, cosas, posiciones sociales, poder. Pero la clave es que aprendamos a necesitar menos, y depender así en menor medida de lo que nos causa sufrimiento. Desde la perspectiva budista muchas de las necesidades humanas nos generan sufrimiento y por lo tanto cuando no las tenemos o las perdemos sufrimos. Y no se refiere a las personas se refiere otra de las bases del budismo que es el desapego. Vivimos en constante apego a las cosas, personas y situaciones lo cual nos genera más necesidades las cuales nunca son satisfechas.


Definitivamente cada frase tiene un significado distinto pero todas estas tienen mensajes claves para aprender a trabajar en nosotros mismos de manera que logre la cambiar nuestra vida.

No olvides comentar.

Artículo escrito por Psi Sandra Buenfil.