Nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido, está es una frase que sin lugar a dudas ha marcado a miles de personas. 

Es una creencia sumamente común que ¡hasta que perdamos las cosas quizás logres reconocer lo que valía!


Cuántas veces hemos visto personas perder algo o alguien y aún sabiendo lo que valía no tomaron ninguna carta en el asunto para cambiar su actitud o incluso mejorar la relación desgraciadamente el tiempo siempre se puede acabar y muchas veces no valorar lo que tenemos puede ser consecuencia de una acción no tan inconsciente.

El problema es que a veces somos demasiado flojos o poco interesados para tratar de mantener el amor o el cariño de las demás personas ,damos por sentado que esas personas se quedarán para siempre con nosotros y ni si quiera les damos un poco de atención ,como consecuencia después de un tiempo ellos terminan por hartarse y se van de nuestras vidas. Esto lo puedes relacionar en las parejas sin embargo también pasa con los padres muchas veces como hijos somos egoístas y queremos recibir absolutamente todo sin dar nada cambio pero llego un momento donde ellos por alguna razón ya sea por una muerte o porque así es la vida terminan yéndose y nosotros que sabíamos importante que eran en nuestras vidas sentimos un vacío inmensamente grande por no haber valorado en su momento todo lo que yo significaban cuando estaban todavía presentes. 

Definitivamente no valorar las cosas y después perderlas puede ser un gran obstáculo en el desarrollo y elaboración del duelo muchas personas día a día se quejan o se sienten mal por no haber dado todo a la persona que hoy en día yo no estoy ahí pero como decía también puede ser con una pareja con un amigo con alguna situación en específico que nosotros no valoramos en su momento pensándolo bien puede ser incluso un trabajo un trabajo bien pagado con un buen equipo el cual no tomamos en cuenta y cuando se termina nos lamentamos.


Cuántas veces estamos sentados en nuestras casas y ni siquiera prestamos atención a los pequeños detalles o a los demás ;sin querer los días ,las horas pasan ,se convierten en años pero un día eso se termina las personas y las situaciones cambian ;se van transmutan y en ese momento aquello que nosotros no valoramos ya no está más nos damos cuenta que hemos perdido el tiempo que nos hemos enfocado en cosas absurdas en útiles y ya no podemos dar marcha atrás. 

Ahí es cuando el arrepentimiento viene con una ráfaga de dolor hacia nuestra alma que nos culpa y martiriza día a día, porque sabemos que somos responsables por no haber puesto atención por no haber volteado a ver a esa persona a la cual quizás ya no puedes volver a tocar o a esa situación que ya no puedes volver a tener de pronto tu mundo se termina y el arrepentimiento no sirve de nada porque no te va regresar ni el tiempo ni las situaciones. 

No importa cuántas veces nos lo digan lo hacemos una y otra vez seguimos sin comprender que el tiempo es prestado y que no existe una manera de regresar atrás que solamente en este momento puedes abrazar amar acariciar la vida las personas las situaciones pero estamos tan angustiados por el futuro estamos tan lastimados por el pasado que no podemos ni siquiera tratar de ver el presente la vida se nos acaben un minuto y cuando menos nos damos cuenta lo hemos perdido lo más importante lo que realmente hacia que nuestro corazón latiera. 

Por desgracia la solución existe el pasado es incorregible pero que podemos hacer que es realmente lo que está dentro de nuestras manos si de verdad estás hoy en este artículo te quiero pedir de favor que por primera vez trates de cambiar y enfocarte en lo que hoy vives mañana que no vas a tener tiempo de voltear y ver esa persona que tanto amas abrazarla y decirle lo que sientes la vida se va nuestros días se van no sabemos lo que va pasar no quiero que un día te arrepientas.

En el consultorio día día podemos ver personas que se flagelando a cada minuto por todo lo que no hicieron más allá de la culpa es el dolor el dolor de saber que no pueden hacer nada más y que no aprovecharon al máximo todo lo que podían preguntarte a qué cosas le das el valor hoy que cosas te importan y si realmente deberías de enfocarle tanta atención como quisieras no prestarle la atención a tu hijo mientras está haciendo algo porque tú estás angustiado con tus   Problemas puede ser al final algo que te duela cuando él se vaya de tu vida porque ha tenido que crecer o con tu familiar al cual no abrazaste y de repente la vida se llevó tu casa tus cosas tus sueños abrázalos porque incluso tú puedes ser el que se vaya este artículo tiene como el objetivo tratar de hacernos pensar en lo que realmente debemos enfocarnos por qué la vida es hoy! Valora lo que tienes antes que se vaya!

Artículo escrito por Psi Sandra Buenfil 

Deja tu comentario