Artículo escrito por Psi Sandra Buenfil

Las palabras tienen fuerte impacto en nuestra vida diaria de ahí que actualmente las personas busquen constantemente frases que les den ánimo y positivismo. Esto no es algo nuevo y ya el psicoanálisis ha centrado su análisis en el uso del lenguaje como estructuración psíquica y Emocional. Desde está perspectiva, el cual fue potencialmente influido por El psicoanalista Francés Lacan, las palabras son conformadoras de nuestra forma de pensar y actuar, así como de vernos a nosotros mismos como consecuencia de busca que por medio de la terapia exista una resignificación del lenguaje que no es solo una palabra sino que cada una de ellas tiene un significado especial.


Las palabras tóxicas son aquellas que contienen mensajes y significativos negativos los cuales impactan directamente en la conformación de las ideas o emociones y afectan el estado emocional.

Para ser más claros vamos a empezar con la primera palabra tóxica que debemos eliminar de nuestro lenguaje común:

Deprimido


La divulgación de la Psicología ha tenido beneficios y desventajas una de ellas es que se han normalizado y naturalizado palabras que tienen un contenido y significado distinto al que realmente debería. Muchas veces, sino es que siempre, podemos escuchar e incluso nominar a una emoción que es la tristeza con un estado o incluso enfermedad que es la Depresión.

La depresión no es una Emoción, estar deprimido significa que estás en un estado de tristeza profunda, sientes ansiedad, angustia, desesperanza, y sobre todo es una enfermedad emocional e incluso biológica la cual debe ser tratada médica y con apoyo terapéutico. En cambio la tristeza es una emoción básica humana, a veces las circunstancias o situaciones nos hacen sentir tristes pero eso es temporal.


Estar triste es temporal.

Te necesito

Está palabra es muy común usarla en una relación de pareja para demostrar qué tanto amamos a alguien y una vez más algo que no es tan sano se ha hecho coloquial en la hora de comunicarnos y manifestar las emociones. Cuántas veces hay personas que al decir esto sienten que han mostrado la máxima manifestación de amor, aunque no sea verdadero que necesites a alguien cuando lo dices envías un mensaje de dependencia y poder sobre de ti al otro, e inconscientemente te estás autoprogramando para necesitar y convertirte en dependiente de esa persona. Entonces evita usar esta frase y qué tal si la modificamos por no estoy contigo porque te necesite sino porque quiero!

Otra sumamente común es:

No puedo

Creo que el error de esta palabra la captaste, decir no puedo es una limitante le dice a tu cerebro hasta dónde puede llegar y lo imposibilita a lograr algo más. Entendamos bien, hay cosas que no podemos porque quizás nuestros limites reales nos lo impiden un ciego no puede ver por más que lo desee, conocer nuestros límites personales es importantes para saber qué objetivos imponer. Pero cuando decimos que es una palabra tóxica significa que estamos haciendo algo que es prepararse para el fracaso, todavía no lo has intentado y ya teprogramaste a que no te irá bien. No tiene que ver con tus límites tiene que ver con tus miedos.

Tengo que! O no tengo que


Ah pero cuántas veces nos decimos esta frase al día, tengo que sentirme bien, no tengo que sentirme triste. Constantemente nos imponemos obligaciones no deseos. Si nos preguntamos porque vivimos sin un sentido es porque todo el tiempo vivimos con obligaciones y lo peor es que hoy en día tenemos que : vivir en paz con nosotros mismos, ser felices, dar sin recibir, estar en equilibrio. Tenemos una lista de cosas que sueñan bien bonitas pero que en lugar de quererlas alcanzar las convertimos en obligación y resulta que en eso recae el mayor error, tener que ser feliz, cuando de convierte en obligación haces que se vuelva algo imposible de alcanzar.

Pero

Bueno la peor palabra tóxica es pero nos acostumbramos a decirlo y  vivimos autovictimozandonos, autojustificandonos porqué es malo, porque además de impedirnos ver nuestros errores el pero nos impide el cambio. Tanto dentro como fuera del consultorio las personas al menos una vez dicen está palabra y se aferran a ella como si fuera una caja llena de Oro el problema es que dentro está llena de carbón que no nos permite ver lo que realmente nos impide a ser felices. Recuerda el pero es el primer obstáculo para el cambio y la felicidad no importa que tan cómodo estemos sintiendo lástima por nosotros mismos pero la realidad es que el pero se lleva todo.

Pues hasta aquí algunas palabras tóxicas deja tus comentarios de las palabras que Tú consideras negativas: