Actualmente estamos llenos de situaciones estresantes, el trabajo, la contaminación, problemas familiares, inestabilidad social, son algunos de los factores que influyen en nuestra calidad de vida haciendo que está se vea sumamente afectada por eso aquí tenemos los cinco pasos para comenzar a sentirte un poco mejor.


Terminar los ciclos

Quizás estamos obsesionados con dejar las cosas abiertas o no hemos aprendido y el miedo o el dolor nos hace salir corriendo de las situaciones, al final no cerramos los ciclos y eso siempre es una bomba de tiempo.

Cerrar un ciclo es un hábito y debemos nutrirlo desde lo más banal para que los más difíciles nos sean más accesibles de realizar lo que siempre recomiendo es terminar lo que se inicia . Así de simple así de absurdo que suene, pero si nos acostumbramos a hacerlo nos será más fácil después hacer lo demás. Termina el libro que lees, enfócate en la actividad, termina el curso que has indicado.

 

Realiza ejercicio habitualmente

 

Además de los beneficios en la salud que son sumamente positivos, los beneficios a nivel emocional son grandes ;ya que, durante esas actividades tienes la oportunidad de entrar en un estado que se conoce como Flow o fluir que es un estado en el que la mente se calma y se siente completamente tranquila y en paz.

 

Pasa tiempo con tus seres queridos

Quizás suena obvio pero cada vez las personas están en menor contacto con otras y eso decrece los estados de felicidad. Quizás creas que ya pasas suficiente pero la pregunta es si durante ese tipo realmente estás enfocado a disfrutarlos? La realidad es que muchas veces estamos en cuerpo pero no emocionalmente y eso finalmente puede afectarnos a largo plazo.

 

Come algo rico y haz actividades que te gustan

Generalmente eso lo sabemos sin embargo cuando menos nos damos cuenta ya termino un día, una semana, un año y realmente no dedicamos tiempo para nosotros mismos. Las horas de trabajo, el traslado hacia las casas, el cuidado de los hijos; nos dejan sin tiempo para poder conectarnos con lo que más lo gusta por lo que difícilmente podemos conectarnos con nosotros mismos y disfrutar de la vida.

 

Se más flexible en la vida

No querer cambiar nuestra forma de ver la vida, nuestros pensamientos o acciones pueden evitarnos ver lo maravilloso que es salir de nuestra zona de confort y aprender a ser felices. Ser más flexible significa seguir respetando nuestra forma de ser pero también aceptando que estamos en constante cambio todo el tiempo y que al estar abiertos tendremos más oportunidades para dejarnos maravillar.

Artículo escrito por Psi Sandra Buenfil 

Deja tu comentario