Artículo escrito por Psi Sandra Buenfil

En la actualidad el silencio es algo difícil de encontrar, las personas no estamos acostumbradas a cultivar espacios en los que se pueda estar de manera tranquila y en silencio.


Porqué es difícil estar en silencio?

Además de que actualmente vivimos en una vida cada vez más ajetreada, la cual impide que estemos en un completo silencio la realidad es que las personas evitan lo más que se pueda estar solos y sin distracciones.

Las razones son que no lo aprendimos, no sabemos qué hacer y mucho menos nos imaginamos que sea algo que nos pueda beneficiar. Si estamos en casa solos lo primero que hacemos es encender la televisión o poner música 🎶: porque nos aburrimos, porque así nos sentimos mejor no importa las razones, muchas veces son verdad y muchas otras son una justificación para no enfrentarnos a una desagradable realidad.


Que no sabemos estar con nosotros mismos, si incluso cuando hay muchas distracciones y ruidos nuestros pensamientos y emociones nos aplastan de manera agobiante que inventamos incluso más para evitar escucharlas. Frente a esta situación es normal que el silencio no sea lo que queremos cultivar, porque como no estamos acostumbrados a escucharnos a nosotros mismos y nuestros pensamientos lógicamente cuando hay un momento de silencio estos son irrefrenables.

Pero la realidad es que si nos damos veinte minutos al día para estar en silencio, después de un tiempo nos acostumbraremos las emociones serán menos irrefrenables aprenderemos a entenderlas y un día, un momento cuando menos nos imaginamos el silencio es total, nuestra mente está en paz.


Beneficios del silencio

Florence Nightingale, una mujer extraordinaria considerada precursora de la enfermería moderna, afirmó: “El ruido innecesario es la falta de atención más cruel que se le puede infligir a una persona, ya esté sana o enferma”. Casi dos siglos más tarde, la ciencia ha confirmado que nuestro cerebro necesita el silencio casi tanto como nuestros pulmones el oxígeno.

Uno de los beneficios principales son hacia el cerebro y al estar en silencio el cerebro puede enfocarse en regenerarse neuronalmente.

Nada fortifica tanto las almas como el silencio. 

Jacinto Benavente

Habituarte a tener unos minutos de silencio al día te das la oportunidad de que el cerebro acomode la información que va adquiriendo. Dentro de otros beneficios el silencio permite que la persona se conecte consigo misma, así como la reducción del estrés ya que frente a la falta de estímulos que recibe puede permitirse relajarse, de lo contrario cuando existe constantemente sonido el cerebro está en constante estimulación a la cual debe atender y reaccionar.

Entonces son muchos los beneficios del silencio eso no quiere decir que en este momento te enlistes en el siguiente retiro de silencio simplemente dedícate unos minutitos para estar en silencio y permitirte mejorar tu salud mental y física.

Deja tu comentario.