Este artículo tiene como finalidad tratar un tema que es poco hablado en los sitios acerca del duelo y es si existen o no momentos en los que la gente está más predispuesta a sentir mayor dolor como consecuencia del duelo.


¿Existen fechas en las que el duelo es más profundo?

Desafortunadamente sí, existen momentos en los que tenemos más predisposición a sentir de manera más profunda las emociones del duelo por lo que debemos prepararnos.

Aclaremos un poco el camino. Sobre todo al inicio del duelo existen momentos más vulnerables que otros, días de la semana en los que alguna actividad se realizaba de manera cotidiana y está dentro de las que más se extrañan. Los días que cumple meses de fallecido representan totalmente una empresa dicifil de superar e incluso se teme llegar a ese día.

Pero quitando estos momentos, quiero mencionar específicamente algunos de los que debemos ser especialmente más atentos y son aquellas fechas que se dan con menor frecuencia pero que quizás representaban un momento más Importante o relevante para el fallecido y el doliente.

Pueden ser cumpleaños, alguna fiesta familiar importante o días significativos para esa persona; lógicamente también se incluyen Año Nuevo y Navidad los cuales son el terror del doliente durante el primer año simplemente no se quiere llegar a ese día.

Lo más probable es que durante esa fecha te sientas especialmente enojado o triste, que las emociones comunes sean más intensas.

Entonces ahora que conocemos la realidad ¡estás listo para prepararte!

De antemano te digo que los primeros años son los difíciles entonces es totalmente natural estar más sensible de lo común. Pero te voy a dar unas cuántas ideas para hacerlas más llevaderas:

~Ya sabes que te vas a sentir un poco más mal, no lo empeores!~

Hacer mucho énfasis en la fecha puede hacerte pasar por un verdadero infierno, pero es peor cuando tu mismo té induces a esas emociones. Es muy común que las personas se induzcan a Estados aún más depresivos como si fuera poco el dolor que ya se siente uno le echa más dolor a la herida, entonces trata de aceptar que te vas a sentir un poco mal. Eso es todo no trates de echarte ánimos y que exactamente ese día seas la persona más feliz del mundo porque eso no va a suceder pero lo que si puede pasar es que tengas un día menos malo de lo que te esperabas.

~Escribe lo que crees que vas a sentir en ese día~

Has una predicción, un día antes durante veinte minutos imagínate lo horrible que te vas a sentir, todas esas cosas que crees que sucederán escríbelas libremente en un papel 📝 no te sientas limitado, hazlo! Y durante un día posterior a la fecha revisa si se cumplieron tus predicciones. Ejemplo: tienes que escribir el 23 de diciembre lo que crees que sucederá en Navidad y lo revisarás el 25 para que confirmes tus sospechas.

~No te pongas el pie~

Como te decía ya es bastante malo, no hagas que sea peor, tienes más días para tener problemas, pelearte con la gente o enójarte pero ese día ya tienes bastante no sumes, resta.

El inicio es lo difícil no creas que siempre va a ser asi por lo que tienes que seguir el último paso:

~Acepta que te vas a sentir mal, no tienes porque sentirte bien~

El bienestar, la felicidad y La Paz no son obligaciones son Estados que nos permiten estar más tranquilos pero deja de escuchar a la gente que te dice cómo te debes sentir, no es una obligación ni un pecado sentir dolor es lo más natural que existe por lo que no te preocupes no estás haciendo nada que no sea normal.

Deja tu comentario

Artículo escrito por Psi Sandra Buenfil