Artículo escrito por Psi. Sandra Buenfil.

El divorcio es la separación legal de una pareja, aunque actualmente se utiliza para personas que conviven. En este caso utilizaremos la palabra divorcio para englobar las separaciones de una relación romántica entre dos personas.

A pesar de lo que generalmente creemos el divorcio es casi tan antiguo como el matrimonio, aunque en el pasado era considerado algo prohibido o sumamente negativa por la presión social que generalmente recibe la mujer. Pero en la actualidad es algo que cada vez es más aceptado y visto como algo normal dentro de las relaciones de pareja.


En este artículo hablaremos de las causas más comunes para que el divorcio entre una pareja suceda:

 

Falta de conocimiento del otro


Las relaciones de pareja son sumamente complejas, y cada una tiene sus motivaciones particulares que deben ser analizadas por un terapeuta de pareja especializado, no obstante hoy conocemos causas muy comunes entre los divorcios y una de ellas es la falta de conocimiento del otro. Esto significa que durante la etapa de enamoramiento le atribuimos al otro características que no tiene o que nosotros exageramos, el enamoramiento nos hace negar la parte negativa vemos exclusivamente lo que queremos ver.

Pero durante el matrimonio las parejas en la cotidianidad y después de quitarse la venda de los ojos impuesta por el enamoramiento, empiezan a ver al otro como realmente es. En el artículo anterior mencione el libro La pareja Profesional y su autor dice que durante los talleres que realiza les pone un cartel con lo bueno enfrente y otro con lo malo (negativo) detrás y nos explica que durante el enamoramiento vemos únicamente lo que está enfrente: sociable, amigable, buen padre, etc pero cuando nos casamos o se va el enamoramiento es como si nuestra pareja se volteara y pudiéramos observar lo negativo: tiene mamitis, tacaño, desorganizado, etc. la clave de la pareja es conocerse y aprender a vivir con ambos, muchas veces las parejas no lo logran y por eso se separan.

 

Falta de adaptación

 

Éste problema es muy común ya que algunas personas no comprenden que la vida está llena de etapas. Uno es hijo para convertirse después en padre, por ejemplo, y muchas personas no logran pasar de solteros a casados o ‘juntados’ se aferran a seguir teniendo la vida del pasado, y aunque ya hablamos de los límites del amor, una cosa es respetar sus propios limites personales y otra es no querer entender que en el matrimonio la vida cambia y su ritmo también por lo que no podemos seguir viviendo como si estuviéramos solos.


Infidelidad

 

La causa más común es una probable o confirmada inseguridad, la razón quizás es obvia pero no lo es tanto. Las personas cuando han sido engañadas sufren un daño en su autoestima, autoimagen y directamente en la confianza hacia el otro, cuando la infidelidad sucede se rompe una de las bases de la pareja que es la confianza y si la persona no siente confianza, entonces deja de sentir amor, no todas las relaciones pueden superar una infidelidad pero también se puede luchar antes de que llegue a un divorcio.


La terapia de pareja puede ayudar cuando se descubre una infidelidad  y pocas personas lo resuelven solos.

Alcoholismo y/o drodadicción

Una de las causas que más afectan la dinámica familiar nuclear y extensa es la dependencia al alcohol o las drogas. Este tipo de  dependencia afecta la dinámica de pareja, tanto de manera económica como individual, la dependencia al alcohol y drogas es una enfermedad que modifica el comportamiento de las personas haciendo que su personalidad afecte la interacción entre los momentos de estado durante el consumo y la falta de. Dependiendo del nivel de adicción surgían distintos tipos de conflictos pero sin dudar eso desemboca en una separación muchas veces cuando la rehabilitación no es exitosa.

Violencia

La Violencia daña a quien es víctima, pero en el caso de sufrir violencia de pareja los daños son graves. Aunque es un motivo de separación está solamente se da cuando la víctima reconoce que no existe nada que pueda mejorar la situación y decide salir, pero la realidad es que muy pocas veces sucede y las victimas sufren violencia durante muchos años, lo cual desintegra la personalidad de la víctima. Aunque es una motivación para llegar al divorcio muchas personas no lo llevan acabo.

 

 

Estás son algunas razones que causan una separación en el próximo artículo explicaré otras causas igualmente importantes. Deja tus comentarios