La sociedad actual considera que es sinónimo envejecer con morir; no obstante las personas han incrementado en este periodo su calidad de vida y tiempo años. 


El envejecimiento del ser humano es un proceso natural, gradual, con cambios y transformaciones que se producen a nivel biológico, psicológico y social, que van unidas al desarrollo y al deterioro. El envejecimiento es el conjunto de procesos que sigue un organismo después de su fase de desarrollo, estos procesos dinámicos implican un cambio, es decir transformaciones biológicas, psicológicas y/o sociales del organismo en función del tiempo.

El envejecimiento es una respuesta natural a la vida, pero también es una oportunidad de vivir nuevas y distintas experiencias que llegan con la madurez y el conocimiento. 

Cambios en el adulto mayor

Biológicos. Con el pasar de los años los diferentes órganos y sistemas van a sufrir alteraciones, sin embargo todas las personas no envejecemos igual: hay personas que a los 80- 90 años se encuentran en un estado saludable, sin mayores enfermedades crónicas, y con una capacidad funcional adecuada, esto es lo que se denomina el envejecimiento exitoso. A partir de los 60 años el metabolismo es lento. Hay mucho de fatalidad en el envejecimiento. Ningún hombre llega a los cien años en plenitud, pero también hay mucho que depende de nosotros, por ejemplo: la alimentación, mantenerse activo aún después de los 60 años, así como limitar las bebidas alcoholicas y el cigarro permitirán que la persona tenga un mejor nivel de vida.

El cambio funcional biológico es amplio; sin embargo, cada caso es particular y único.

Otro de los cambios es de tipo Intelectual. Las capacidades cognitiva también van disminuyendo. El anciano es capaz aún de aprender destrezas nuevas, pero requiere de mayor tiempo que las personas jóvenes, lo cual se debería a un decremento en la incapacidad operacional de la memoria a corto plazo, especialmente en la utilización de estrategias de codificación, organización y recuperación de la información que haría más difícil el aprendizaje como es la resolución de problemas. No obstante, gracias a “los programas de entendimiento ha sido posible acelerar el procesamiento de la información, reducir las diferencias en recordar e invertir los declives en las habilidades de inteligencia fluida” (Hoffman, 1996).

Existen cambios psicológicos que también son de suma importancia. Después de los 65 años el individuo vive una etapa normal del desarrollo, los principales problemas que enfrentan los adultos mayores, son los que le creamos a través de la política y la economía, que afectan su status en mayor grado que el mismo envejecimiento. Debemos tener claro que las personas claves en el problema de envejecimiento son los grupos de edad más joven, porque ellos son los que determinan el status y la posición de tales personas en el orden social (Papalia, 1990). Sin embargo, la vejez no tiene por qué ser el punto más bajo del ciclo de vida ya que el envejecimiento satisfactorio es posible, siendo la sociedad quien debe descubrir los componentes de ella, reorganizando nuestros pensamientos y estructuras sociales. 

 Las personas han de adaptarse a la disminución de la fortaleza y salud física, a la jubilación y aceptar lo inminente de su propia muerte (Hoffman, 1996). 

Como puedes ver los cambios son muchos no obstante existen maneras de lograr tener una buena calidad de vida que te permita seguir gozando de la felicidad. Puedes prepararte y preparar a tus familiares para adaptarse a las nuevas situaciones que esta etapa requiere pero no necesariamente significa que tu vida o la de tu ser querido termine.