Muchas veces hablamos de duelo de manera general, pero en este artículo hablaremos de los tipos de duelo que conocemos. 


El duelo es una reacción adaptaría, normal frente a una pérdida, sobre todo se relaciona con el fallecimiento de un ser querido, sin embargo también puede darse por un cambio o enfermedad.

El duelo es una experiencia subjetiva, por eso las personas encuentran dificultad para definirla, ya que la experiencia es distinta para cada persona. También es considerado un síndrome ya que cuenta con una variedad de síntomas.

Síndrome es: En medicina, un síndrome es un cuadro clínico o un conjunto sintomático que presenta alguna enfermedad con cierto significado y que por sus propias características posee cierta identidad; es decir, un grupo significativo de síntomas y signos, que concurren en tiempo y forma, y con variadas causas o etiología.

Cada duelo es único, porque la experiencia subjetiva está determinada por las experiencias, conocimientos, interacciones y cultura en la que desarrolla la persona. Pero a pesar de esto podemos establecer la cronologia general en que se presenta, para poder comprender cada fenómeno.

Duelo anticipatorio.

Este tipo de duelo se da antes de la muerte. Como el fallecimiento no se da de manera sorpresiva, la persona previamente al suceso tiene conocimiento de lo que sucederá por lo que se prepara emocionalmente poco a poco a la pérdida. Tanto la persona que fallece como los familiares empiezan a experimentar una serie de emociones y fases propias del duelo por lo que se anticipan a lo que va a acontecer.

Duelo agudo

Este tipo de duelo es caracterizado por una devastación profunda emocional, la persona se bloquea completamente teniendo durante un tiempo prolongado una sensación de aturdimiento e incredulidad.

Duelo Temprano

En los primeros tres meses después del fallecimiento la persona pasa un periodo de negación y búsqueda de la persona, sus acciones tienden a encaminarse a evitar reconocer la pérdida. Aunque en los momentos de enfrentamiento la sufre de dolor, angustia, tristeza profunda. 

Duelo intermedio

Este duelo se encuentra entre el Temprano y el Tardío ,por lo que en el duelo intermedio la persona pasa un tiempo razonable para sanar su dolor puede ser desde unos cuantos meses hasta un año después de la muerte. Pero es un periodo en donde la persona ha se ha dado cuenta de la pérdida como algo definitivo. Las emociones permanecen con bastante frecuencia e intensidad que desde el inicio del duelo.

Duelo Tardío

Entre el primer y los Cuatro años la persona empieza a tener una rutina cotidiana, adaptándose a la pérdida. Creando nuevos patrones de comportamiento e interacción social, sin embargo se siguen presentando con menor frecuencia e intensidad los sentimientos la tristeza y soledad.

Duelo latente

La persona empieza a recuperar actitudes, pensamientos, hábitos que tenía dese antes de presentarse la pérdida sin embargo adaptándose a su nuevo estilo de vida en donde la pérdida se da, es decir que la persona nunca regresará a ser idéntica a la de antes, pero si sentirá que recuperara características que valoraba en su personalidad. Así con el tiempo el duelo se hace menos doloroso. 

Es importante que reconozcas en que etapa cronológica estás para que te no te presiones, no te dejes presionar acerca del tiempo, recuerda que es una experiencia subjetiva.

Nos vemos pronto, deja en los comentarios tus dudas y opiniones.

Artículo escrito por Psi. Sandra Buenfil