Antes de iniciar a trabajar en el tema que nos trae el día de hoy debemos hacer un breve repaso de las emociones que se presentan durante el duelo. Aunque estás pueden ser muy variadas y dependerán de cada persona, es importante tener claras algunas que generalmente se hacen presentes en todos los duelos.


Como he aclarado anteriormente, en el artículo acerca de las emociones. La emoción es una reacción fisiológica que es interpretada por el individuo a partir de sus experiencias previas.

Shock.

Desde el momento que inicia la pérdida la persona puede sentir sensación de no estar ahí, la mente se encuentra distraída, presta poca atención y realiza actividades de manera automática, robotizadas que incluso pueden hacer parecer frente al ojo externo como si se estuviese tomando demasiado bien la pérdida. Esta reacción es totalmente normal ya que es una reacción fisiológica de asimilación de lo que posteriormente será la pérdida, permite que la persona gradualmente reconozca que existirá un cambio a causa de lo acontecido pero le da tiempo de reaccionar de manera automática para realizar las actividades que requiere. Algunas veces está emoción puede durar incluso un mes, por lo que algunos terapeutas recomiendan iniciar las terapias hasta que este tiempo hubiese pasado.

Cómo manejar el shock? Ya que sabes cuánto tiempo puede durar y que es completamente normal, te recomiendo que permitas que tu psique y tu cuerpo haga su trabajo, ya tendrás tiempo suficiente para que automáticamente tu mente te recuerdo obsesiva y complusivamente que has perdido algo, entonces toma ese descanso que tú mismo necesitas. No te induzcas al dolor de manera autoprovocativa, permite que el dolor salga poco a poco sin forzarlo no frenarlo.

Enojo.

El enojo es otra de las emociones que generalmente la persona siente durante un duelo, puede ser dirigido hacia muchas situaciones, cosas o personas pero la emoción es la misma. Una vez más reconoce que es algo natural que te sientas enojado, es una reacción tanto física como Emocional por lo que ambas están conectadas y muchas veces no dependen de ti.

Cómo manejar el enojo? Ahora que has reconocido que el enojo se presentará de manera ilógica en momentos que incluso no puedes controlar recuerda que está en tus manos hacia donde lo diriges y la intensidad. También si es constructivo odestructivo.

El enojo puede ser constructivo? Por supuesto que sí, si estás enojado porque quizás algún familiar tiene Cancer el enojo te puede ayudar a formar parte de un grupo que informe sobre las etapas y riesgos, por ejemplo. Si has sido despedido injustificadamente quizás te sirva para tomar fuerzas y seguir el procedimiento legal en busca de la defensa de tus derechos. Son muchas las maneras la clave está en ti, y que quieres hacer con el enojo. Busca también actividades para realizar un esfuerzo físico que te permita sacar el enojo de manera asertiva.

Depresión.

Definitivamente una de las emociones más duras es la tristeza que conyeva la pérdida. Porque hace que la mente inicie un tipo de pensamiento que te lleva a hundirte cada vez más, a pesar de ser normal en el duelo, la persona se puede sentir que está perdiendo el control de lo que siente y el camino.

Que debes hacer con esa emoción? La tristeza necesita una fuente de salida, si lo qué haces es buscar distracciones para no sentirte triste seguramente estás cayendo en el error más común que existe para trabajarla. Y si permites que tus pensamientos y emociones te embarguen y te paralicen estás cayendo en el otro extremo.

Cual es la clave en el manejo de la tristeza. La tarea diaria que puedes realizar es muy simple! Consigue un cuaderno en dónde escribir y únicamente durante la noche por media hora al día a la misma hora vas a dedicarte a escribir lo que sientes, al inicio es sumamente complicado pero aunque escribas poco le vas a dedicar el tiempo necesario, cuando se termine la media hora dejarás de Escribir y respirarás hasta sentirte más tranquilo (a), si durante el día te sientes un poco triste no importa pero le recordaras a tu mente u cuerpo que ya tienes una hora específica para hacerlo. Como una herida normal requiere que todos los días la limpiemos!

Miedo.

La ultima emoción es el miedo, el miedo a estar solos, al cambio, a no poder salir adelante, a que nunca te sientas de nuevo igual, los miedos son distintos para cada persona, su manera de trabajarlos es reconociendo que el miedo es generalmente exponencial e ilógico. Durante esta etapa los pensamientos pesimistas y negativos hacen que el miedo se sienta más fuerte, sin embargo la clave es que reconozcas que tienes el control de tus pensamientos y que decides sobre ellos! Enfoca tu mente con respiraciones lentas hasta que tu cuerpo se calme y escribe tus miedos, al siguiente día léelo y con una pluma subrayá cuantos de los miedos se cumplieron!

Bueno té he dejado varías claves para trabajar las emociones principales durante el duelo pero posteriormente los artículos serán aún más específicos!!!
Escrito por: Psicóloga Sandra Buenfil