El pasado lunes 18 de enero, en el Colegio Americano del Noroeste, en Monterrey; sufrió un ataque por parte de un estudiante que detonó un arma. Las personas heridas siguen graves hasta el día de hoy, según las autoridades. El objetivo del presente artículo es aproximarse a la problemática desde una perspectiva psicológica para comprender este fenómeno. Con un acercamiento que pretende analizar las razones que llevan a un joven a realizar tal acto.


Actualmente en nuestros país (México) los índices de delincuencia y el Narcotrafico han afectado ciudades enteras, es difícil poder nombrar alguna que se encuentre exenta.

La violencia psicocial es un eje de análisis que permite a los especialistas comprender los fenómenos sociales desde una perspectiva más amplia y menos individualista. Permitiendo hacer un aproximamiento a los problemas de violencia en los paises. Sin embago, antes de abordar el incidente desde una macrovisión, vamos a tratar de pensar desde un aspecto individual y familiar.

La primera característica que podemos observar en los sujetos que realizan este tipo de actos es que no son de tipo impulsivo, requieren de una planificación para ser realizados, por lo tanto cuando las personas deciden hacerlo, pasan de lo imaginario a lo real (acting out). Todos hemos estado en nuestra vida lo suficientemente molestos, lastimados, cansados, tristes o frustrados que hemos pensado o incluso mencionado el deseo de lastimar a alguien (o incluso a nosotros mismos); sin embargo todo esto es parte de nuestro proceso psíquico imaginario, no es llevado acabo. Debemos comprender que el acto de planear, decidir y realizar algo como un intento de asesinato masivo requiere que la persona no logre tener un proceso de pensamiento dentro de lo normal o esperado.

Por tanto frente a estos casos no hablamos de un fenómeno dentro de lo que podemos considerar saludable. Es necesario hacer énfasis en este aspecto ,ya que los siguientes factores que serán descritos pueden ser encontrados en infantes ,adolescentes y adultos que no necesariamente harían algo similar.

  • La depresión profunda. Aunque hablaremos más detalladamente acerca del tema es importante hacer notar que cuando una persona se encuentra bajo una depresión grave, tiende a tener pensamientos pesimistas, sentimientos de desolación, ideas obsesivas e intrusivas, desesperanza que dura largas temporadas. La persona por más intentos que realiza no logra sentirte distinta. En este momento se construye el pensamiento suicida, pero algo que pocas veces sabemos es que el pensamiento o plantación suicida se puede manifestar de maneras distintas; entre ellas: deseo de matarme (que requiere una acción directa hacia si mismo, activo), deseo de morir (pasivo, pensamientos parecidos a ojalá me atropellaran, no requieren una acción por parte de la persona quien es un receptor); deseo de matar (a veces los pensamientos suicidas incluyen a otros en su escenario, es por esto que hemos escuchado en descripciones de especialistas que hablan acerca de depresión profunda en casos similiares).
  • Bullying. El acoso escolar tiene una correlación relevante en la depresión infantil y juvenil. En Estados Unidos, que cuenta con una prevalencia alta de este tipo de situaciones, han estudiado las relaciones escolares y han descubierto que existe una relación en los estudiantes que sufren acoso por parte de otros estudiantes. Por eso en cuanto los alumnos tienen algún cambio en su actitud radical es importante que tanto los padres de familia como los profesores realicen una evaluación y pruebas para descartar que sean victimas de bullying.

  • Familia. Dentro de los estudios acerca del bullying y la depresión los psicoterapeutas familiares han buscado comprender ambos fenómenos y se ha descubierto que existe una relación entre las familias con violencia y el acoso escolar. Sin embargo hasta no contar con más datos de la familia del agresor en el Colegio no podemos detenermimar su existencia. Cabe resaltar que algunas veces la existencia de una dinámica violenta dentro de la familia, desata mecanismos en los infantes.


Sociopatias. Desde el punto de vista clínico y psiquiátrico algo que no se puede negar al hablar de este penoso asunto es la existencia de una estructura psicológica sociopata en los sujetos que realizan dichos actos.

Como he mencionado anteriormente las personas que realizan este tipo de actos requieren mayores factores para llevarlo a cabo, la estructura mental, familiar y social sirven de plataforma o de bloqueo para dichos acontecimientos es importante que las personas comprendan la implicación biopsicosocial que demarcan nuestras acciones y pensamientos. Por lo que el análisis desde una perspectiva psicosocial requiere su propio espacio.

Artículo Escrito por: Psi. Sandra Buenfil